Con motivo del 25 aniversario de su pontificado, el Papa Juan Pablo II decidió realzar la importancia de la oración del rosario. Para ello, ordenó en noviembre la incorporación de los cinco misterios luminosos. El Cabildo zaragozano me encarga la realización, pero a diferencia de los que hizo Ricardo Magadalena que realizó un farol para cada misterio, éstos debían de estar representados en un solo farol. Para ello diseñé un poliedro de base pentagonal y con un remate superior  en forma piramidal. En cada uno de los lados del poliedro está representado un misterio perteneciente a la vida pública de Jesús: la Predicación, el Bautismo, la Transfiguración, las Bodas de Caná y la Eucaristía. Creando en cada uno de los vértices una pequeña pilastra, de manera que, estéticamente, se integrara dentro del resto de los  Misterios que diseño Magdalena.

Por las grandes dimensiones, más de 4 metros de altura, se montó en la Basílica del Pilar y fue allí donde se presentó con la bendición del Arzobispo.

Se  obraron en el taller de Cristacolor en 2003.

Todos los años sale en procesión el 13 de octubre y se puede visitar en el Museo del Rosario.

Posteriormente en 2004 me encargaron faroles pequeños de mano, son faroles que acompañan a los misterios y forman parte de la letanía.

 

Ubicación:

Plza. D. Pedro Nolasco (ZARAGOZA)