Obra pictórica 1990-1992

Su visión me dispensa un panorama recurrente de arquitecturas, cuya exigente geometría de volúmenes -estructurada en cubos, pirámides, formas cilíndricas- compone un ritmo de “perspectivas ciudades”. Se trata de un ritmo prieto, tenso, anfractuoso, que vale por sí mismo…Siento como si estuviese ante un decorado de película muda, ante el documento -¿premeditado?- de estas ciudades que nos deshumanizan. Abandonad toda nostalgia. Solo oigo un grito, ahogado por los artistas, de estas sedes que ya no os pertenecen. El horizonte de la Máquina.

José A. Rey del Corral